domingo, 22 de enero de 2012

- Cuando era pequeña solía decir; "Cuando sea mayor quiero ser una niña". Tenía gracia, a veces ahora también pienso que siendo pequeña sería todo más fácil...
- ¡Pero tú aún eres pequeña!
- Ahora no me vengas con eso de "Para mí siempre serás mi pequeña", eso no te pega papá...
- No, cariño. Dejarás de ser pequeña cuando hagas cosas grandes.
Gracias papi, por dejar que me ponga el pijama en el salón, por dejar que te agarre un dedo y por haber dormido conmigo cuando tenía tanto miedo...

martes, 17 de enero de 2012

Palabras.

Te pasas la vida buscando palabras, intentando plasmar tus sentimientos en algo que se pueda expresar.
Y de repente, como un soplo de aire frío la realidad te corta las ganas de hablar.
¿Palabras? De que sirven las palabras si no van a hacer la realidad diferente.
Hoy es uno de los días más tristes del año, quizá de mi vida. Acaba de fallecer el padre de un amigo mío íntimo, he podido verlo desgarrase por dentro sin que lo lleguen a abrir, eso si que es inexpresable.
Maldito destino, maldita vida injusta, malditas peleas con mis padres, con mi hermana, con las únicas personas indispensables en la vida, malditas mentiras que se cuentan para quedar bien, o para que no te preocupes, maldito odio que no sirve de nada, sólo te quita segundos de vida.
Disfruta de cada día como si la vida se te escapara de las manos, porque si, se escapa.
No sabéis lo dolorosas que pueden ser estas palabras en la boca de cierta persona, en el momento oportuno.

Aquí, las palabras, SOBRAN.

jueves, 12 de enero de 2012

Dos letras: E L

Él es lo mejor que me ha pasado. No soporta que estemos enfadados, pocas veces lo estamos y si lo estamos suele ser por ver quien quiere más al otro. Sé si algo nos tiene que separar son los kilómetros (jamás el orgullo).  Jamás me ha gritado y pocas veces me ha echado algo en cara. No hay una tarde que no me llama y no se olvida de llamarme guapa. Me lo dice cuando estoy con tacones y cuando estoy sin zapatos…

Sabe como hacer que vea las estrellas y cómo hacer que vea la galaxia. Pero todo el día me está quitando cosas: me quita el hambre, me quita el sueño, me quita la vergüenza… Y si no estoy pendiente hasta me quita la ropa. Sabe cómo hacerme reír; el lugar donde tengo las cosquillas (mejor dicho, donde no las tengo) y estoy segura de que sabría como hacerme llorar, pero no lo ha intentado. 

Es un poco miedica, tiene miedo de perderme y no sabe lo difícil que es. Igual de difícil que encontrar una persona como él y no darse cuenta de la suerte que una tiene.
Es algo tan verdadero, tan tierno, tan real... Casi no me cabe dentro la alegría