jueves, 4 de octubre de 2012

Pienso que cuando haces algo mal, algunas palabras pueden animarte, pero dentro de tu conciencia estás decepcionado contigo mismo y eso no se puede arreglar muy fácilmente, sobre todo si no te aceptas a ti mismo, o si tu autoestima no está lo suficientemente bien.
Mientras que cuando haces algo bien, realmente bien, todos los "enhorabuena", te sobran porque estás de acuerdo contigo mismo, con cómo eres, y de esa forma puedes ser feliz. Orgulloso de ti mismo.
Por desgracia, este modo de vida está basado en uno mismo y ésto es EGOÍSTA

sábado, 1 de septiembre de 2012

Cada vez que digo que estoy gorda la gente se asombra y tarda menos de dos segundos en insistirme en que no lo estoy.
Yo me enfuruño y repito que sí.
Ellos que no.
Yo que sí.
Y acabo dándoles la razón, por el mero echo de que no entienden.
Cuando yo me llamo gorda pude ser porque me sienta llena, porque estoy completa de ego o por muy diversos motivos.
Ellos siempre me miran la barriguita.

lunes, 9 de julio de 2012

Nunca me ha gustado escribir dando muchos adjetivos, decorando mis palabras, porque así se puede distorsionar la idea que realmente quiero transmitir. Pero hoy haré una excepción.
Había sido siempre una persona muy curiosa. Pensaba que todo era relativo, que la objetividad no existe porque cada cerebro funciona de forma diferente. Tenía una mente que nunca dejaba de enredar, de maquinar, de recordar, qué bello recordar.
La primera idea del viaje le apasionó. Le picaba ese bichito de la curiosidad adolescente que se cuera en la cabeza de todas las adolescentes.Pero luego se fue arrepintiendo. Tenia miedo, pudor, pánico de sentirse sola, de no encajar, de no entender bien el idioma.
Empezó a morderse las uñas en el coche, primero se puso como excusa que estaba aburrida, pero más tarde la ansiedad sucumbió. Empezó a mover las piernas rítmicamente, poniendo nervioso a todos los pasajeros del vehículo.
- Deja de moverte, por favor.
- No me estoy moviendo- replicó agarrándose la pierna.
Entones ocurrió algo que la sobresaltó, que modificó todos sus esquemas mentales, cuando entraron en la sierra.
Las montañas se hallaban colocadas en filas, de una forma tan estética pero desigual que parecía haber sido diseñada. Los colores se confundían: distintas tonalidades de verde, tonalidades que jamás podrá crear el ser humano. La tierra cubría las partes que la hierba no alcanzaba, era de un marrón oscuro muy sucio, pero al verla sintió pureza. Los árboles eran totalmente irregulares, lo mismo no levantaban un palmo o acariciaban las nubes y se movían suavemente, dejandose llevar por la brisa.
Pararon, ella bajó y ya no le importaba nada. Ni la ropa, ni las dudas, ni los complejos, ni quien era, ni siquiera adonde iba.

Sólo una frase apareció en su mente, para dejar luego una sensación de libertad:

Ante la inmensidad de la naturaleza, se ve la insignificancia del ser humano.

domingo, 24 de junio de 2012

Yo la idiota, y tú el gilipoyas.

-Deberías irte a estudiar.
-También debería ser feliz.


What doesn't kill you makes you stronger, stand a little taller


What doesn't kill you makes a fighter, footsteps even lighter.

sábado, 23 de junio de 2012

Había pasado varios días pensando, planteándome mi vida. Dudando de cosas básicas que me había intentado imponer dentro de mi moral, dentro de mis principios básicos.
Ya no sabía si el blanco y el negro eran realmente inversos, o se trataban de dos caras de una misma moneda. Si el amor y el odio realmente existen, o se trata de una necesidad humana de crear lazos, de conectar. 
Pero claro, todo esto lo considero frío, matemático. 
Tengo tal miedo de que la vida sea tan fácil como vivirla sin molestar a nadie... de no marcar. De ser olvidada.
ENJOY the life

 

domingo, 13 de mayo de 2012

Me encanta la gente que es todo lo contrario a lo que parece.
Es mucho más interesante fisgonear entre los matices de su carácter, sus elocuencias.
Pero no la gente simple, la gente que es simplemente así y que no cambia, que no evoluciona, que niega. Negar es retroceder. Aceptar es avanzar. Es muy fácil reconocer a esa gente. Son los que hay que darle la razón siempre para que se sientan realizados, superiores, para que su autoestima siga fluyendo y a la hora de acostarse no tengan que pensar ni un segundo en tí.
Si piensan en tí por alguna opinión que has dado vuestra relación va mal.
Be different, be yours.


sábado, 28 de abril de 2012

¿Nada es para siempre? Tus decisiones lo son

¿Qué pasaría si...? ¿Y sí...?
La vida está llena de preguntas retóricas. Ojalá supiera lo que habría pasado si mis decisiones hubieran sido distintas...
Pero sólo se vive una vez.
Así que hay que vivir con cabeza.

lunes, 27 de febrero de 2012


No estoy segura de cómo pasó, ni de cuál fue el momento en el que dejé de creer en los reyes magos, o me di cuenta de que la cigueña no traía los niños de París. Pero una mañana me levanté y me di cuenta de que ya no era quien siempre había sido.
Me había empezado a importar lo que la gente pensaba de mí. Empecé a usar faldas y vestidos (cosa que antes repelía), me quité las gafas para ponerme lentillas, dejé de pintar comics, para pintarme la cara y mis muñecas estaban perdidas en un cajón, mientras que mi móbil lo tenía en los bolsillos.
No recuerdo el momento en que decidí dejar de hablar a mi padre (ya era lo suficiente mayor para darle abrazos, besarle, decirle que lo quería o llorar delante suya) ni tampoco cuando me había dado cuenta de que gritaba demasiado.
Pero ahora me hallaba allí, sujetando aquel vaso que no se qué clase de alcohol llevaba dentro y viendo a mis amigas bailando con tíos, a los que no habrían mirado en cualquier otro contexto.
Quizá fue eso... lo que me movió a escribir.
La crítica


P.D: Me estoy leyendo un libro, Los Juegos del hambre. No sé si lo habéis leído pero os o recomiendo, de verdad. Me ha echo sentir escalofríos y el trailer es genial, os vais a enamorar de cada uno de sus personajes. Es un libro mítico, ya no los hacen así.
"Recuerda que te...-dice, y nos separan y cierran la puerta, y nunca sabré qué es lo que quiere que recuerde"



miércoles, 1 de febrero de 2012

Nadie es perfecto. Te crees que tu cuerpo es el problema, pero no. Por mucho que te tiñas nunca serás rubia. Aunque te pongas lentillas tus ojos no dejarán de ser marrones. Y por mucho que adelgaces siempre estarás obsesionada con tu peso.
No merece la pena pasarse la vida buscando la perfección, buscando que todo el mundo vea en tí la belleza. Te aseguro que a alguien no le gustarás. Así que es más fácil que te vistas con la ropa que mejor te haga sentir, que dejes de mirar a la gente juzgándola y que no llores si has puesto un kilo más, o si un granito en la cara afea tu rostro. Vive la vida como si se te escapara de los dedos. No dejes de hacer algo por lo que piensen los demás si ese algo te hace feliz. Porque la vida es un regalo, porque hay que saber aprovechar las oportunidades y tener ganas de vivir.
Y lo más importante, sonríe. 

Porque...
... algún día llegará alguien que ame todo lo que siempre has odiado de ti mismo.

Muchísimas gracias a todos los que me siguen en este blog, en serio, me emociona cada seguidor que se suma, cada comentario nuevo. Mil gracias por hacerme crecer.

domingo, 22 de enero de 2012

- Cuando era pequeña solía decir; "Cuando sea mayor quiero ser una niña". Tenía gracia, a veces ahora también pienso que siendo pequeña sería todo más fácil...
- ¡Pero tú aún eres pequeña!
- Ahora no me vengas con eso de "Para mí siempre serás mi pequeña", eso no te pega papá...
- No, cariño. Dejarás de ser pequeña cuando hagas cosas grandes.
Gracias papi, por dejar que me ponga el pijama en el salón, por dejar que te agarre un dedo y por haber dormido conmigo cuando tenía tanto miedo...

martes, 17 de enero de 2012

Palabras.

Te pasas la vida buscando palabras, intentando plasmar tus sentimientos en algo que se pueda expresar.
Y de repente, como un soplo de aire frío la realidad te corta las ganas de hablar.
¿Palabras? De que sirven las palabras si no van a hacer la realidad diferente.
Hoy es uno de los días más tristes del año, quizá de mi vida. Acaba de fallecer el padre de un amigo mío íntimo, he podido verlo desgarrase por dentro sin que lo lleguen a abrir, eso si que es inexpresable.
Maldito destino, maldita vida injusta, malditas peleas con mis padres, con mi hermana, con las únicas personas indispensables en la vida, malditas mentiras que se cuentan para quedar bien, o para que no te preocupes, maldito odio que no sirve de nada, sólo te quita segundos de vida.
Disfruta de cada día como si la vida se te escapara de las manos, porque si, se escapa.
No sabéis lo dolorosas que pueden ser estas palabras en la boca de cierta persona, en el momento oportuno.

Aquí, las palabras, SOBRAN.

jueves, 12 de enero de 2012

Dos letras: E L

Él es lo mejor que me ha pasado. No soporta que estemos enfadados, pocas veces lo estamos y si lo estamos suele ser por ver quien quiere más al otro. Sé si algo nos tiene que separar son los kilómetros (jamás el orgullo).  Jamás me ha gritado y pocas veces me ha echado algo en cara. No hay una tarde que no me llama y no se olvida de llamarme guapa. Me lo dice cuando estoy con tacones y cuando estoy sin zapatos…

Sabe como hacer que vea las estrellas y cómo hacer que vea la galaxia. Pero todo el día me está quitando cosas: me quita el hambre, me quita el sueño, me quita la vergüenza… Y si no estoy pendiente hasta me quita la ropa. Sabe cómo hacerme reír; el lugar donde tengo las cosquillas (mejor dicho, donde no las tengo) y estoy segura de que sabría como hacerme llorar, pero no lo ha intentado. 

Es un poco miedica, tiene miedo de perderme y no sabe lo difícil que es. Igual de difícil que encontrar una persona como él y no darse cuenta de la suerte que una tiene.
Es algo tan verdadero, tan tierno, tan real... Casi no me cabe dentro la alegría