sábado, 20 de agosto de 2016

Motivos por los que tengo la inapelable obligación de amar mi cuerpo:

1. Porque es mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario