sábado, 23 de agosto de 2014

¿Qué hago aquí?

En este mundo hay dos tipos de personas: los que están aquí para crecer y los que están aquí para empequeñecer.

Los que están aquí para crecer pasan por situaciones complicadas, que le obligan a sobrellevar momentos oscuros, fríos, solitarios, tristes. Disfrutan de sus monstruos y sus desastres y se aceptan en la maravillosa tragedia de la vida.

Los que están aquí para empequeñecer, en cambio, disfrutan de la tranquilidad disfrazada. Viven sin nudos en el estómago y mirando siempre hacia su camino. Poco a poco consiguen su objetivo, convirtiéndose en seres diminutos a los que vulgarmente apodamos "bichitos". Molestan, distraen, divierten y entonces puede que sufran algún contratiempo. Para solucionarlo lo hacen de la única forma que saben: con insecticida. El insecticida por supuesto es nocivo para ellos mismos y molesto para los demás. Tienen una marca muy peculiar, a veces lo llaman droga, otras alcohol, imagen, dinero y multitud de elementos que, si no nos apartamos a tiempo, pueden crear un daño irreversible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario